Compatibilidad de Escorpio y Cáncer

Compatibilidad de Escorpio y Cáncer

Escorpio

Compatibilidad de Escorpio y Cáncer

Cáncer

Una unión para toda la vida es lo que se puede esperar cuando estos signos, regidos ambos por el agua, se juntan para comenzar un camino en mutua compañía. Compatibilizan casi en todos los aspectos de la vida.

Aspectos positivos.

Dulzura: si hay algo que Escorpio debe aprender en una relación amorosa es a tratar con dulzura a su pareja, ¿y quién mejor para enseñarle acerca de la ternura que el más sensible del zodiaco? Es a través de esta unión que el escorpión podrá combinar la lujuria con los mimos y se convertirá en el amante perfecto.

Firmeza: el cangrejo necesita ser tratado de forma firme y contundente, de lo contrario corre el riesgo de perder el rumbo. Escorpio pondrá la determinación en la pareja para hacer que todo funcione, y no hablamos solo de sentimientos, sino también de la vida cotidiana.

Estabilidad: los dos necesitan de una persona estable a su lado. Realmente detestan relacionarse con personas que no saben lo que quieren o que cambian de opinión. Por eso es que encontrarse es un acontecimiento muy importante en la vida de ambos; los dos tienen muy claras sus metas en la vida.

Aspectos negativos.

Intuición: lo que debería ser una ventaja, puede volverse en contra del intuitivo cangrejo. A Cáncer nada se le escapa, ya que lo que no lo sabe, lo intuye. Sin embargo, el escorpión se sentirá invadido cuando su pareja descubra lo que hay en su interior. No olvidemos que quienes nacen en noviembre, son muy celosos de sus verdaderos sentimientos, puesto que jamás se mostrarán vulnerables al mundo, ni siquiera a su pareja.

Masoquismo: habrá un poco de ese placer que genera el sufrimiento, en especial en Cáncer, quien sufrirá algo de la crueldad del escorpión. No es nada para preocuparse si es que el cangrejo no sufre de verdad y si es que su compañero nacido en noviembre sabe hasta dónde presionar.

Victimización: un defecto que ambos tienen es el de echarle la culpa de sus desgracias a los demás. Esta conducta puede generar serios problemas en la pareja si es que no saben frenarla y convierten sus mutuas acusaciones en una victimización hacia ellos mismos que no conducirá a nada.

Te puede interesar

Tus Comentarios

Privacidad